Ley del bloqueo obligatorio de celulares hurtados, robados o extraviados. ¿Cómo hacerlo?

Los celulares, como medios tecnológicos de comunicación, han sido creados precisamente para eso: la comunicación. Ahora bien, al estar presentes en un lugar concurrido resulta bastante arriesgado exponerse a utilizarlo, ya que uno podría colocar en peligro a la vida misma de la persona. El motivo ya todos sabemos: la alta inseguridad.

¿Por qué se hurtan o roban los celulares? Cualquiera podría responder a esta interrogante.  Existen factores claves que propician la comisión de dichos delitos como ser el mercado en el cual operan de manera ilícita, tanto quienes ofrecen como quienes demandan. El otro factor es la falta o ineficacia de mecanismos de combate contra el mismo, del cual el Estado es directamente responsable y en relación a esto ha sido promulgada una Ley que precisamente pretende hacer frente a esta problemática.

Hablamos de la Ley Nº 5629/16 “De obligatoriedad a las empresas de telefonías celulares a realizar bloqueos de Equipos Terminales Móviles Celulares (ETM) robados, hurtados o extraviados a través de su Sistema Internacional para la Identidad de Equipos Móviles (IMEI)” cuya reglamentación ha sido recientemente realizada por medio del Decreto Nº 6728/17.

¿En qué consiste el IMEI (International Mobile Equipment Identity)? Es un sistema internacional utilizado para dar identidad a los equipos móviles (celulares). Todo móvil cuanta con un código de identidad originado ya en su fabricación, que está compuesto por 15 dígitos los cuales usualmente se encuentran en las etiquetas adheridas al mismo equipo, en la ubicación de la batería, por la caja del equipo o en la factura de compra del mismo. Sin embargo, una manera inmediata de acceder al mismo es marcando del celular *#06# con lo debería aparecer el IMEI en pantalla.

La consecuencia del bloqueo del IMEI es la inutilidad del equipo móvil para la conexión a una red móvil de una empresa prestadora de servicios de telefonía que, y esto es muy importante, cuente con una base de datos  que registre los IMEIs bloqueados ya que, por disposición legal, tienen prohibido activar en su red a los equipos con IMEI asentado en el “Registro Nacional de Equipos Terminales Móviles Bloqueados”. Este Registro Nacional es de fundamental importancia ya que por medio del mismo, las prestadoras de servicios podrán acceder a dicha información. Caso contrario, ellas no podrían tener conocimiento de un IMEI ya bloqueado por otra prestadora.

En cuanto a la base de datos a nivel regional, la Reglamentación establece que la CONATEL, autoridad de aplicación en la materia, determinará los mecanismos técnicos y tecnológicos  para la incorporación del Registro Nacional al Registro Regional, de modo que esto contribuiría a evitar la comercialización en Paraguay de equipos móviles con IMEIs bloqueados en la región y viceversa.

Ahora bien, ¿De qué manera se procede al bloqueo del IMEI de un celular? Antes que nada, cabe tener en cuenta las causales establecidas en la Ley. Ellas son tres, a saber: a) el hurto, b) el robo y c) el extravío, téngase en cuenta que a efecto legal, el hurto y robo son diferentes hechos punibles. A consecuencia de una de estas causales, el proceso es el siguiente: En primer lugar, se deberá denunciar el hecho ante la Policía Nacional. De acuerdo con la reglamentación, en la denuncia deberá estar consignada el IMEI del equipo móvil en cuestión. Y es aquí donde surge un inconveniente ya que, por lo general, nadie podría saber los dígitos “de memoria”, la factura podría haberse perdido, asi como también  la caja original del mismo. Para salvar esta situación el Reglamento dispone que la prestadora del servicio de telefonía celular debe, a solicitud del titular, informar al mismo los 3 últimos IMEI que se hayan activado con su línea telefónica, de modo que, una vez obtenido este dato se podrá realizar la denuncia policial.

Posteriormente, según el Reglamento “el titular de la línea o un tercero debidamente autorizado de manera fehaciente” podrá presentar su denuncia ante la empresa prestadora del servicio de telefonía, la cual, por medio de la Ley se encuentra obligada a, independientemente a que haya o no proveído el equipo móvil: Asentar el IMEI en el “Registro Nacional de Equipos Terminales Móviles Bloqueados” y realizar el bloqueo del equipo móvil denunciado como hurtado, robado o extraviado y registrar los datos del denunciante, la fecha de denuncia, fecha de bloqueo, tipo de ETM (Equipo Terminal Móvil) y número de solitud de bloqueo. Además, deberá remitir semanalmente al Ministerio Público los antecedentes de los intentos de habilitación en su red de ETM que hayan sido denunciados como robados, hurtados o extraviados, conforme a los requisitos que exige el Reglamento. Este mecanismo para el bloqueo de los IMEIs tiene una notoria importancia, con anterioridad a esta Ley también se realizaban los bloqueos sin embargo el procedimiento para esto no brindaba las garantías como el actual, sobre todo en relación al titular de la línea telefónica por el frágil formalismo de comprobación de su identidad y su voluntad de realizarlo.

Otras obligaciones impuestas a la prestadora, derivadas del Reglamento son: Llevar un registro de IMEI de sus usuarios, contar con un procedimiento eficiente de registro y almacenamiento de datos que identifique los ETM denunciados y cada 30 minutos actualizar el listado en su sistema, con el Registro Nacional de Equipos Terminales Móviles Bloqueados y no activar en su red a los equipos móviles con IMEI asentado en el “Registro Nacional”, entre otras. También los contribuyentes que comercialicen equipos móviles sean nuevos o usados tienen una obligación derivada de esta Ley que es la de, además de cumplir con los requisitos no pre – impresos para la expedición de facturas (previstos en el Art. 20 del Decreto 6539/05 y sus modificaciones), identificar e incluir el número del IMEI que corresponde al equipo.

Un elemento interesante de esta Ley es la posibilidad que tendrá el público para consultar de manera online si un determinado IMEI, correspondiente a un equipo móvil en particular, se encuentra denunciado como hurtado, robado o extraviado en el país o en los países de la región, esto, una vez que sea habilitado el portal web. Previamente, a estos datos ya podrán acceder las empresas de prestadoras de servicios, la Policía Nacional y la Comisión Nacional de Telecomunicaciones.

Ninguna Ley podría ser efectiva sin la imposición de una determinada sanción ante su cumplimiento, y al respecto el Reglamento establece que el régimen de sanciones será conforme a lo dispuesto en la Ley 642/95 de Telecomunicaciones, siendo las infracciones susceptibles de ser sancionadas administrativamente de acuerdo a dicha Ley. Respecto del incumplimiento de parte de los contribuyentes, por lo mencionado más arriba, “se aplicará la multa máxima prevista para la infracción de contravención prevista en la Ley Nº 125/91”, dispone el Reglamento.

La obligación de las empresas prestadoras del servicio de cumplir con las mencionadas disposiciones iniciará a partir del mes de Julio del presente año, fecha para la cual también el Registro Nacional de Equipos Terminales Móviles Bloqueados ya tendría que estar habilitado.

Si bien esta Ley significa un gran avance en materia lucha contra el mercado negro de venta de celulares robados porque de cierta manera desalentará la comisión de los hechos punibles y se transparentarían las operaciones comerciales, no asegura poner fin a la problemática social ya que es bien sabido que existen mecanismos para nuevamente desbloquear un equipo móvil y volver a utilizarlo, lo último solo se impediría con la base de datos actualizada y el fiel cumplimiento de las normas por parte de la totalidad de las empresas prestadoras de servicio dado que de esta manera el IMEI no podría ser activado para ninguna red móvil, sumado a ello, la realización de las denuncias pertinentes por parte de la ciudadanía a los efectos de que los ETM objetos de la denuncia puedan figurar en la base de datos y con esto tener conocimiento de ellos.

Artículos relacionados