El Vertiginoso Crecimiento Bursátil

1. Perspectivas del mercado bursátil

A partir de la implementación del Sistema Electrónico de Negociación (SEN) en la Bolsa de Valores de Asunción (Bvpasa) el mercado bursátil paraguayo ha tenido una considerable evolución, creciendo a niveles históricamente altos en solamente diez años. Si bien el volumen de negociaciones sigue siendo relativamente pequeño en comparación al de otras latitudes de la región, el crecimiento de este sector en el país sugiere que continuará en franca expansión proyectándose una empinada curva ascendente.

La combinación de un buen trabajo realizado tanto por las distintas intermediarias, la propia Bvpasa y la Comisión Nacional de Valores (CNV), ha desembocado en esta transformación. A fines del 2019, el volumen negociado vía bolsa había superado un récord de US$ 1000 millones en un solo año, cifra que para el 2020 ya fue alcanzada en julio según el último informe oficial. A la fecha existe una expectativa de superar los US$ 1300 millones, a pesar de la crisis económica que aqueja al país y al mundo.

Para tener una idea, en julio 2020 se negociaron títulos por un valor total de US$ 146 millones, lo que representa un crecimiento del 69% en términos interanuales; es decir en comparación al mismo mes del año anterior. En el acumulado del año, para mayor precisión, se han negociado US$ 1.041 millones, con una variación del 84% con respecto a la suma alcanzada en 2019 al mismo periodo. Inclusive, el monto alcanzado al séptimo mes del 2020 es un 8,7% superior al logrado al cierre del 2019 con lo que por holgada diferencia este año se tendrá un récord de transacciones por títulos de valor.

Es importante destacar que del total transado, un 75% de los títulos se negocia en moneda local, lo cual en cierto modo colabora con la estabilidad monetaria, ya que se genera una demanda cada vez mayor del guaraní, moneda que ha sufrido una de las menores devaluaciones de la región este año.

2. Mercado Secundario

El mercado de renegociación de títulos emitidos con anterioridad, denominado “secundario”, se encuentra de igual manera en un proceso de expansión y ya representa el 85% del total del volumen. Esto demuestra claramente que es un mercado que cuenta con gran liquidez para las transacciones en casos necesarios y de hecho, durante la pandemia las operaciones de corto plazo denominadas de reporto han sido el sustento del crecimiento en volumen operado.

Estas operaciones de reporto consisten en colocaciones de liquidez a corto plazo con plazos máximos de hasta 180 días a renta fija, que tiene la finalidad de obtener capital operativo por un periodo reducido de tiempo con la certeza de que se volverá a comprar el título llegado el momento. Esta modalidad, de he hecho acaparó el 62,5% de las negociaciones de julio, según la propia Bolsa de Valores de Asunción.

Quizás, uno de los mayores desafíos del mercado bursátil paraguayo sea el de vencer la posición conservadora que sigue bastante rígida con preferencia hacia la renta fija, ya que la renta variable ocupa solamente el 0,80% de las negociaciones por el momento. En otros términos, los títulos de renta variable suponen un mayor riesgo para el inversor ya que depende de ciertas circunstancias para el cobro y las modalidades, aunque de igual manera con una expectativa muy superior en el rendimiento de las tasas.

Además, la negociación de acciones de las compañías sigue siendo escasa (0,69%); al momento que los bonos corporativos ocuparon al cierre de julio un 61,47% de las operaciones, los bonos subordinados el 21,9%, los bonos públicos el 8,74% y los financieros el 3,17%. El resto de la torta se reparte entre bonos bursátiles a corto plazo, futuros y fondos de inversión, en proporciones mucho menos importantes.

El creciente relacionamiento entre bancos y casas de bolsa denota que la “competencia” entre la financiación bursátil y el sistema financiero tradicional no es más que un mito. Ambas modalidades resultan complementarias, con una gama cada vez más amplia de opciones para el impulso de proyectos en distintos ámbitos. Actualmente son 11 las casas de bolsa que se encuentran operativas y se encuentra en proceso de activación una más, recientemente adquirida por la matriz brasileña de Itaú.

3. Tasas y Plazos

Con respecto a las tasas y los plazos que se ofrecen actualmente en el mercado bursátil, podemos tomar como ejemplo los promedios ponderados de julio que fueron del 10,30% para el rendimiento de los títulos, con una media de 3.176 días para el caso de las negociaciones en guaraníes. Para el caso de la moneda extranjera la tasa promedio fue del 6,05% a un plazo también promedio de 2.122 días.

El sector económico que mejores tasas está ofreciendo en este momento es el comercial, con un promedio del 12,35% en guaraníes, mientras que el sector industrial tiene un rendimiento medio del 11,43%. Por su parte, los bonos del sector público rinden a razón de 7,9% y los de empresas de servicios a 9,24%. En el caso de la moneda extranjera, las mejores tasas están en el sector financiero con un 6,52% y en los fideicomisos con un 9,50%.

4. Bonos ODS

Actualmente, la Comisión Nacional de Valores se encuentra en proceso de reglamentación y promoción los bonos ODS o verdes, que en esencia funcionan de la misma manera que un bono financiero común, con la diferencia fundamental de que entre las condiciones para solicitar su emisión se pide una verificación de que la financiación se centrará en proyectos con objetivos o beneficios medibles ambientales, sociales o sostenibles.

Artículos relacionados