El Compliance orientado al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible (agenda 2030)

Recientemente se han cumplido 71 años de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH). Este hecho histórico reviste particular importancia, máxime si tenemos en consideración que dicho instrumento internacional constituye la piedra angular de los denominados derechos fundamentales. Numerosos tratados internacionales en materia de derechos humanos posteriormente fueron adoptados. Ahora bien, en este artículo se pretende abordar la relación intrínseca que subyace entre la DUDH y el modelo de gestión organizativa por cumplimiento o compliance en las organizaciones.

Ante la dificultad con que tropieza el ciudadano en el ejercicio cotidiano de sus derechos, y la preocupación por el crecimiento de problemas, tales como, la pobreza, el hambre, la desigualdad, la mortalidad infantil, la Secretaría General de las Naciones Unidas ha celebrado una serie de cumbres internacionales para intentar esbozar algunas recomendaciones y/o soluciones.  En este contexto, en el año 2000, en la sede de las Nacionales Unidas, en Nueva York, se reunieron líderes de 189 Estados miembros en lo que se denomina la Cumbre del Milenio. En esta cumbre fue firmada la Declaración del Milenio la cual contiene los compromisos asumidos conocidos como Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). 

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), o por sus siglas en inglés MDGs o Millenium Development Goals, constituyen un conjunto de 8 objetivos, con 18 metas y 48 indicadores – no aplicables a todos los países–. Sin embargo, Paraguay como parte de esta cumbre y los compromisos asumidos, se adhirió a los ODM comprometiéndose a su cumplimiento.

Los países miembros que firmaron los ODM acordaron realizar sus máximos esfuerzos para intentar lograrlos para el año 2015. No obstante, se fueron realizando evaluaciones para medir el cumplimiento de tales objetivos y viendo que los progresos eran aún insuficientes, nacen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ampliando y actualizando la lista de objetivos a cumplir.

Por consiguiente, para dar continuidad a la agenda de desarrollo mundial, en la sede de las Naciones Unidas, nuevamente se llevó a cabo una cumbre, donde 193 estados miembros de la ONU aprobaron, el 25 de setiembre de 2015, la agenda denominada “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible", cuyo contenido se basa en 17 objetivos y 169 metas incluyendo nuevas temáticas como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible, la paz y la justicia entre otros.

Mientras que los Objetivos del Milenio (ODM) se centraron principalmente en la agenda social y estaban dirigidos a los países en desarrollo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) convergen temas interrelacionados del desarrollo sostenible como el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medio ambiente, siendo su aplicación a todos los países del mundo. Los ODS fueron el resultado de un proceso participativo de sectores interesados y de la sociedad civil, por lo que representan las expectativas y el interés de tales sectores.

El logro de los ODS es una tarea que atañe a todos, sector público y privado, es un compromiso con los Derechos Humanos a nivel global, regional y multidimensional en el que se necesita de la colaboración tanto de poderes del estado como de empresas, organizaciones de la sociedad civil, organismos y organizaciones internacionales de cooperación.

Por lo mencionado en los párrafos precedentes, es relevante destacar cómo el Compliance con sus diversos matices puede aportar a la Agenda de Desarrollo 2030, en particular al Objetivo N° 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): “Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.

Este objetivo incluye premisas afines al Compliance tales como:

  • Promover el estado de derecho en los planos nacional e internacional y garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos.
  • Para el 2030, reducir de manera significativa las corrientes financieras y de armas ilícitas, fortalecer la recuperación y devolución de bienes robados y luchar contra todas las formas de delincuencia organizada.
  • Reducir sustancialmente la corrupción y el soborno en todas sus formas.
  • Crear instituciones eficaces, responsables y transparentes a todos los niveles
  • Garantizar la adopción de decisiones inclusivas, participativas y representativas que respondan a las necesidades a todos los niveles.
  • Garantizar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales, de conformidad con las leyes nacionales y los acuerdos internacionales.
  • Fortalecer las instituciones nacionales pertinentes, incluso mediante la cooperación internacional, con miras a crear capacidad a todos los niveles, en particular en los países en desarrollo, para prevenir la violencia y combatir el terrorismo y la delincuencia.
  • Promover y aplicar leyes y políticas no discriminatorias en favor del desarrollo sostenible.

Cómo el sector privado, las organizaciones nacionales e internacionales, cualquiera sea su personería jurídica pueden aportar a la concreción de los ODS y en particular del que se ha seleccionado en esta publicación?

La respuesta está en una gestión diferenciada donde no sólo se cumplan leyes, normas y regulaciones porque es obligatorio hacerlo, sino que además las corporaciones entienden que la promoción de prácticas éticas y transparentes, de la no participación en hechos o actos de corrupción y soborno, de denunciar tales actos, es parte de la cultura organizacional. 

Porque cada organización se diferencia no sólo porque es eficaz en lo que hace sino que lo hace de la mejor forma posible, respetando el medio ambiente, cumpliendo con los derechos de los trabajadores, reconociendo la igualdad de las personas, eligiendo un modelo de buena gobernanza, donde el respeto de los derechos y la reputación se construyen como ventajas competitivas y distintivas de quienes no lo hacen y de esta forma posicionan a la organización desde una mirada amigable, eficiente, responsable y de comprensión de los derechos humanos donde la transparencia forma parte del día a día en todos los niveles organizativos.

Promover desde el compliance una gestión transparente, de rendición de cuentas, de medidas de combate a la corrupción y el soborno, es sin dudas una clara expresión de adhesión a los ODS y a la Agenda 2030.

Es por esta razón que se cree necesario acercar al lector a esta mirada social, inclusiva e integral de una Gestión por Compliance, porque entendemos que esta gestión trasciende los fines meramente empresariales. Es indiscutible que la gestión de riesgos y la prevención de la corrupción en todas sus formas como parte de la cultura organizacional y pilares fundamentales del compliance, se vinculan estrechamente con la promoción y el respeto de los derechos humanos.

Por lo expuesto, se hace relevante mencionar la importancia no sólo de la decisión de adoptar un Programa de Compliance, sino que este Programa de Cumplimiento responda eficazmente a reflejar una cultura corporativa de transparencia e integridad, de competitividad justa y de respeto a los derechos de las personas. De hacerlo de manera efectiva cada organización o empresa estará demostrando su compromiso con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Por otro lado, queremos hacer mención a la V Conferencia de los Estados Parte de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC), donde han destacado el rol fundamental que el sector privado tiene en la prevención y lucha contra la corrupción. Este instrumento anticorrupción de carácter universal, es una herramienta enfocada en  construir medidas preventivas, de penalización y aplicación de la ley, de cooperación internacional, de recuperación de activos, de asistencia técnica e intercambio de información. 

La Convención se refiere a distintas formas de corrupción, como el soborno, el intercambio de influencias, el abuso de funciones y varios actos de corrupción, que suceden tanto en el sector público como en el sector privado. Por ello es que la Conferencia encomendó a la Convención la tarea de reunir y difundir información sobre metodologías para evaluar debilidades en el sector privado y promover la participación del sector empresarial en acciones de prevención de prácticas contrarias a la ley.

El Compliance es entonces una forma distinta de gestión para las empresas, instituciones y asociaciones. Una gestión integral que permite centrarse en la eficiencia pero en el marco de la ley identificando riesgos a los que puede estar expuesta una determinada organización (riesgos del ámbito penal, administrativo, laboral, medio-ambiental, fiscal, etc.), formando conciencia no sólo con la práctica de la ética y transparencia, sino con una cultura corporativa y social basada en el respeto a las personas y sus derechos, a las leyes, al medio ambiente, en busca de un mundo más seguro, formal y sostenible.

Sensibilizar sobre el papel que cada sector tiene en la concreción de los ODS es una tarea de todos, muchas empresas incluso ya lo están haciendo, sin tener que recurrir a destinar mayores recursos, otras tal vez necesiten mayor información y acompañamiento.

Enlaces web de interés consultados:

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/
https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/summit/

https://es.wikipedia.org/wiki/Objetivos_de_Desarrollo_Sostenible

http://comisionods.mre.gov.py

http://www.stp.gov.py/pnd/ejes-estrategicos/

http://www.end-violence.org/take-action/governments/pathfinders
 
http://pactoglobal.org.py

http://comisionods.mre.gov.py/noticias/noticia/informe-nacional-voluntario-presentado-presentado-en-el-foro-de-alto-nivel-politico

http://www.stp.gov.py/pnd/wp-content/uploads/2014/12/pnd2030.pdf

https://www.py.undp.org/content/paraguay/es/home/operations/projects/democratic_governance/la-red-del-pacto-global.html

https://www.unodc.org/ropan/es/IndexArticles/CoSP/cosp-v-role-of-the-private-sector.html

Artículos relacionados